Indie Japonés en el Festival

0

Se acerca la 63 edición del Festival de Cine de San Sebastián y, como suele ocurrir cada año (y como, por otra parte, es normal),  algunas secciones del Zinemaldia quedan eclipsadas por otras mucho más mediáticas. Desde aquí aprovecho para recomendar e intentar dar un pequeño impulso a una de esas secciones “tapadas”. Se trata de la retrospectiva temática, que en esta edición se centrará en el cine independiente japonés de los últimos 15 años y que estará formada por 35 películas de diversos géneros y temas.

Aunque a priori el “indie” japonés nos pueda sonar lejano y muchas de las películas nos sean desconocidas, también hay hueco para películas de cineastas algo más cercanos. Muestra de ello es la presencia de las películas de dos de los mejores cineastas del panorama cinematográfico actual como lo son Naomi Kawase y Nobuhiro Suwa.

En primer lugar Birth-Mother (Tarachime, 2006), mediometraje documental seco, duro y lleno de sinceridad, tanto en el fondo como en la forma, de Kawase, en el que ella misma interactúa con su tía-abuela y madre adoptiva. Por otra parte, H Story (2001), de Suwa, reflexión meta-cinematográfica sobre la historia y la imposibilidad de recuperarla, contada a través de la realización por parte del propio Suwa de un remake de la película “Hiroshima, mon amour”. Una película que exige un esfuerzo intelectual por parte del espectador pero que resulta de lo más estimulante.

Para los que buscan entretenimiento, la apuesta segura es Love Exposure (2008), de Sion Sono, cuya última película podremos ver en la Semana de Cine Fantástico y de Terror. A pesar de que su larga duración pueda causar reticencias a la hora de decidirse a ir a verla, cada uno de sus 237 minutos es enteramente disfrutable. Ganadora del premio FIPRESCI en el festival de Berlin y comparada con el cine de Tarantino, tanto por estar estructurada en capítulos como por su mezcla de géneros (y es que tiene de todo, o casi) se trata de una película inclasificable; fresca y llena de dinamismo, fue considerada internacionalmente como una de las 10 mejores películas del 2008.

También hay hueco para el reconocido cine de terror japonés. Miss Zombie (2013), de Hiroyuki Tanaka (más conocido como “Sabu”) es una película que, a pesar de concederse alguna licencia sospechosa en cuanto al guión se refiere, merece la pena por su originalidad argumental en un subgénero tan trillado como lo es el del cine de zombis. Destaca también su cuidada estética y su maravillosa fotografía en blanco y negro.

Más allá de las cuatro nombradas, destacan Bright Future (2003), reflejo de la juventud japonesa actual, de un Kiyoshi Kurosawa cuya fantástica Penance (Shokusai, 2012) ya visitó la sección Zabaltegi; United Red Army (Jitsuroku rengo sekigun, 2007), crónica realizada por Koji Wakamatsu sobre los convulsos años 70 en la sociedad japonesa; y A Stranger of mine (Unmei janai hito, 2005), de Kenji Uchida, una comedia romántica con un guión soberbio que obtuvo, en el festival de Cannes, el Premio de la Crítica Joven.

28 películas más forman toda una sección en la que seguro descubriremos nuevas joyas y que hará las delicias de los admiradores del cine oriental. Para los que aún no lo han descubierto, este festival puede ser una buena oportunidad.

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: