Como hacer una crítica teatral

0

Antes de nada decir que las líneas que siguen son una modesta guía (que como todas es orientativa) para afrontar el hecho no siempre comprendido de la crítica teatral, algo que no es fácil porque no deja de ser juzgar el esfuerzo de otros pero a su vez también es una manera de poner en su sitio a los menos que aprovechan estos tiempos de seudo cultura para quedarse con el personal alegando que han hecho un acto cultural que pasará a los anales dela historia.

En un plano más positivo, es otra manera de acercarse a las artes escénicas y aprender a disfrutarlas más. Por otra parte, especialmente en la universidad la crítica no deja de ser un acto de libertad de expresión y de comunicación.

 

Pero levantemos ya el telón:

Temática, aunque no siempre muchos críticos suelen comenzar por relatarnos sobre que ha girado la obra de teatro. Otros no comienzan por ella pero sí lo incluyen en otro momento de su trabajo y finalmente están los que ni lo mencionan (no del todo recomendable).
No obstante, sí hay que resaltar si el texto es bueno o por el contrario no hay ni historia, si los diálogos son frescos (por ejemplo) o no ayudan al desarrollo del montaje.
Lo que sí me gustaría comentaros es el fallo bastante común de muchos iniciados en la crítica de decir de que trata la obra y quedarse sin incidir en otros aspectos.
Escribir sobre el tema esta bien para situar al lector de vuestro artículo en la obra, pero que no se quede la crítica en una mera sinopsis, una cosa es describir someramente la trama sobre el que gira el espectáculo teatral y otra lisa y llanamente es contarlo haciendo un resumen.

La interpretación es a mi entender otro de los polos sobre los que ha que pivotar la crítica. El trabajo de los actores y actrices es fundamental, algunos destacan sobre los demás pero es muy importante ver el conjunto, no se puede desechar un trabajo grupal porque uno de los interpretes esté francamente mal.
Asimismo, hay papeles más agradecidos que otros, no siempre el que más texto tiene o más nos hacer reír tienen que ser el mejor. Otra máxima, la de “no hay papeles pequeños” no deja de ser menos cierta pero a veces es complicado crear un personaje en dos frases. Podéis hablar sobre si han estado convincentes, bien caracterizados o histriónicos.
Otra faceta a señalar es si se ha hecho un buen trabajo con los actores, si se les ha dirigido bien o por el contrario han sobre actuado y no ha sabido erradicar una teatralidad exagerada por parte de los personajes.

En cuánto a la puesta en escena, de un modo general decir que es la unión de la escenografía, iluminación, el vestuario, el decorado; el atrezzo en definitiva.
Sobre la escenografía, algo básico, es posible incidir sobre la disposición del espacio, o bien sobre un elemento escénico novedoso pero que no aporta nada al desarrollo del relato quedándose en un mero efecto especial.
Continuando, la iluminación, puede ser bella pero que este mal coordinada, el vestuario ser vistoso pero no estar al servicio de la historia (actores que no se pueden ni mover). También podéis referiros a un objeto del decorado que no dice nada o que no se ve por no estar iluminado; a una luz en exceso tenue o que deslumbra a los actores.

Por último, aunque esto para algunos es en principio es secundario por ser en extremo subjetivo, decir que os ha parecido a nivel de propuesta, si creéis que aporta algo, si innova la obra de teatro sobre la que estáis tratando.
Compararla con otra de su género o estilo o bien decir si ese autor ha hecho cosas mejores o si se ha superado o innovado o bien estamos ante un montaje que peca de formalista.

Comentaros que en los estrenos se suelen ver fallos en la coordinación y en la interpretación que se corrigen con el paso del tiempo, es decir, con el número de bolos.

Sin querer ofender a nadie, se supone que hay escribir para los demás, yo como lector huyo del crítico que se escribe para leerse a sí mismo, o bien del que relata la vida y milagros de no se sabe bien quién, especialmente en internet “lo corto si bueno dos veces bueno”.
Y sobre todo no complicar las cosas, expresarse de modo sencillo no usando un lenguaje pretencioso. Esta bien darle un toque de poesía y literatura para que no quede nuestra crítica técnica y árida pero tampoco se trata de hacer otra obra o decir como lo habríais hecho vosotros, porque en ese caso deberíamos de estar hablando de dirección.

Para finalizar, recordar que ante todo es dar una opinión, no sentar cátedra. Animaros, que no es entre miedo escénico porque al fin y al cabo el que anda se tropieza, como dejo escrito el poeta “caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

Mucha mierda a tod@s.

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: