SLALOM

0

Cuando las plegarias atendidas nos sumergen en el infierno personal.

No solo hay auto-exigencia, detrás de la sonrisa de los campeones, hay algo más que esfuerzo y sacrificio. Cumplir las expectativas propias y ajenas, a la vez que se vive un cambio físico y emocional, suponen todo un reto interpretativo para una joven actriz, que es superado con maestría por Noée Abita.

Liz, en plena adolescencia, ha sido aceptada en una de las escuelas de esquí de alto rendimiento. Compensa su falta de forma física con grandes dosis de auto-exigencia llamando la atención de Fred, el ex campeón que decide entrenarla. Juntos cumplirán expectativas, pero esta carrera llevará a Liz a su capacidad física y emocional.

La película va más allá de los caminos trillados, no es una apología a la meritocracia y a la capacidad de superación, es mucho más sutil y a la vez más descarnada porque más que a una fábula se parece a la vida. Con una puesta en escena llena de paisajes que quitan el aliento, a velocidad de vértigo, Charlène Favier desarrolla con buen ritmo y maestría este film que nos sumerge en torbellinos físicos y emocionales al límite en esta ópera prima. Avalada por el sello de la Sección Oficial de Cannes, destacamos de nuevo la interpretación de la joven Noée Abita que está nominada a los premios César.

Critica de #JMConte

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: