El año de El año

0

Dicen que el 2020 fue el año de los documentales (distinción que no a todo el mundo gusta), premios, festivales, público…

Pues bien, si ha habido un documental que ha triunfado a todos los niveles ese ha sido ‘El año del descubrimiento’, el documental de Luis López Carrasco. Ahora tenéis oportunidad de verlo en el Zinemaldia que empieza este viernes.

Como os decía ‘El año del descubrimiento’, la película del murciano Luis López Carrasco sobre la lucha sindical en Cartagena en 1992 (que acabó con el Parlamento regional murciano en llamas) arrasó en premios el año pasado: Goya, CEC (Círculo de Escritores Cinematográficos), Forqué, Feroz… entre otros amenes de varios Festivales.

Y la verdad, es que, en mi opinión, no es para menos. Yo la disfruté en el Festival de Mar del Plata del año pasado, donde tuve el privilegio de ser Jurado Signis, y le dimos nuestro premio (coincidimos con el jurado oficial que le otorgó el de mejor película).

Yo os la recomiendo, os dejo aquí la justificación que realizamos los compañeros jurados Signis, a ver si os convenzo. (Por cierto, también tuvimos una Mención Especial para Seize Printemps de Suzanne Lindon, también muy recomendable).

El Jurado SIGNIS – Asociación Católica Mundial para la Comunicación, ha decidido dar su premio a Mejor Película de la Competencia Internacional a:

El año del descubrimiento (España, 2020), de Luis López Carrasco

Por mostrarnos una economía no al servicio del hombre y de su dignidad sino en su contra, no permitiéndole comer con el sudor de su frente; y por dar la voz a los que se la quitaron porque molestaban ya que mostraban una realidad que no casaba con la oficial de celebración y fiesta.

Nos pone ante un espejo, y nos muestra lo que no se quiso ver en su día ni hoy, a los hijos de un país sufriendo y sus secuelas. Los fastos taparon la realidad de la gente trabajadora y 28 años después el cine nos la muestra para que reflexionemos y deseemos que consigan justicia y calidad de vida.

Asimismo, el jurado quiere destacar la osadía del director de usar a los mismos obreros décadas después para protagonizar lo que quedo de ese año del descubrimiento, esto es, las personas, la humanidad, y no los fuegos de artificio e inauguraciones efímeras.

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: