Este fin de semana, Donosti a través de sus museos

0

La llegada del fin de semana supone, para muchos, un periodo de tiempo para desconectar y estar con amigos y familiares. Para otros, además, es la oportunidad perfecta para escaparse y visitar lugares emblemáticos. Sin embargo, para llegar a conocer a fondo un nuevo lugar, es imprescindible conocer su historia, así como su manera de concebir aquellos elementos que considera representativos. Por eso, si vienes este fin de semana a San Sebastián, – o si, por el contrario, vives aquí pero crees que aún quedan rincones por descubrir – aquí tienes una serie de museos que pueden ayudarte a comprender la cultura local y sus tradiciones por medio de los elementos que estas consideran representativos.

  • Eureka! Museo de la Ciencia – Eureka Museoa: también conocido por muchos bajo el nombre de “Kutxaespacio” al estar promovido por la Fundación Kutxa, el museo de la ciencia de Donosti está situado en el parque tecnológico Miramón (Paseo Mikeletegi 43 – 45), y ofrece un espacio en el que niños y mayores pueden disfrutar de la ciencia de manera interactiva. Esto es, aprender y jugar al mismo tiempo. Por eso, son frecuentes los experimentos que se pueden realizar en las inmediaciones, así como los procesos de aprendizaje de diferentes maneras de comunicación que están disponibles para el público.

Además de estas exposiciones permanentes, el museo ofrece talleres y visitas de periodicidad variable, organizadas con el objetivo de ayudar a los visitantes a sacar el máximo provecho de su experiencia. Este fin de semana, por ejemplo, es recomendable la explicación sobre las Perseidas o el Espectáculo de Electricidad, ambos por la mañana y tanto en euskera como en castellano. Por la tarde, ofrecen la posibilidad de probar el Segway y un taller de animación para principiantes que quieran desarrollar este arte en casa. El precio de entrada al museo varía en función si se desea asistir tanto al museo como al planetario (12 euros), o si,  por el contrario, se pretende visitar solamente uno de estos entornos. También tienen precios especiales para mayores de 65 años, familias numerosas…

 

  • Chillida Leku: el museo Chillida Leku es un espacio abierto, situado en un caserío reformado en la localidad de Hernani, (Bº Jáuregui, 66) que cuenta con amplios jardines por los que están distribuidas un total de 40 esculturas del artista vasco Eduardo Chillida. Estas son de diferentes tamaños y volúmenes, y destacan “Buscando la luz”, de 9 metros de altura y 27 toneladas de peso”, y “Estela V”, de menos de un metro de altura. Aunque cosechó un éxito notable, se vio obligado a cerrar sus puertas en el año 2010 a causa de la crisis. Por suerte, volvió a abrir en abril de este año, y las esculturas y demás obras del escultor están de nuevo abiertas al público.

Además, desde la reforma se han incluido numerosas actividades que se pueden realizar en las inmediaciones del museo, y más particularmente, en los jardines. Por ejemplo, en los meses de verano se ofrece la osibilidad de disfrutar de una sesión de Yoga de una hora, seguida de un brunch. El precio de esta actividad es de 30 euros. Otra de las actividades que el museo propone para los meses de verano es la realización de visitas “dinámicas” en forma de talleres, destinadas principalmente a familias con niños que quieran pasar un día al aire libre y, a la vez, disfrutar del arte. Actualmente, el precio de entrada al entorno es de 12 euros para los adultos, 10 euros para grupos de más de diez personas y para mayores de 65 años, 6 euros para menores de 18 años y gratuito para menores de ocho años.

 

  • Museo San Telmo – San Temo Museoa: más conocido por su acrónimo STM, el museo San Telmo es, hoy en día, uno de los principales vestigios de la evolución de la sociedad vasca. Más concretamente, la visión adoptada por el museo es a través del estudio de la evolución de las prácticas sociales del entorno y por medio de las artes. Aunque el museo fue fundado en 1902, no estuvo abierto al publico hasta el año 1932, aunque fue la reforma a la que fue sometido entre los años 2007 y 2010 la que le dio el aspecto que tiene actualmente. Desde entonces, su popularidad no ha dejado de crecer, hasta que en el año 2015 se asentó y alcanzó su máximo exponente hasta la fecha.

 

A lo largo de tres plantas, el edificio abarca las diferentes modalidades enmarcadas en la disciplina de Bellas Artes, pertenecientes tanto al ayuntamiento de San Sebastián como a particulares que acceden a prestarlas temporalmente para exposiciones concretas. En pintura, destacan los cuadros pintados por Ignacio Zuloaga, José Echenagusia, José Luis Zumeta, El Greco, Tintoretto y Rubens, entre otros. Por otra parte, también es posible encontrar un ejemplar auténtico de la Enciclopedia de Diderot,y hasta prendas de ropa del S.XVIII que ofrecen una visión clara no solo de la vestimenta de la época, sino de las convenciones sociales existentes entonces. Además, entre las exposiciones temporales destaca “Yo, Robot”, un espacio en el que se realiza un recorrido histórico de los avances tecnológicos y de su impacto en la sociedad contemporánea. Abierto de martes a domingo de 10:00 a 20:00. Precio: gratuito para menores de 25, 3 euros en caso de tener acreditación (carné de estudiante, Gaztekutxa, familia numerosa…) y 6 euros para los adultos.

 

  • Sagardoaren Lurraldea: No sería justo hablar de museos que representan la cultura y la historia del País Vasco sin incluir Sagardoaren Lurraldea, todo un homenaje a la sidra. Esta bebida es disfrutada por jóvenes y adultos por igual, y abre una gran cantidad de puestos de trabajo a agricultores de la zona. Por eso, no es de extrañar que se le haya otorgado su propio espacio (Calle Mayor, 48, 20115 Astigarraga, Gipuzkoa). Repartidos en tres espacios, la entrada al museo incluye: la visita al área al aire libre en la que se sitúan las diferentes maneras de cultivar las manzanas, con actividades adaptas a la época del año en la que se realice la visita + el centro de interpretación, donde, de manera interactiva, el espectador ve un resumen de la tradición histórica de la sidra a través de los siglos. Además, la entrada incluye la posibilidad de probar esta bebida, esto último en la zona de degustación. Como alternativa para los menores de edad, el museo propone mosto de manzana sin alcohol. Precio: 4 euros. Horario viernes y sábado: de 11:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:30. Domingos de 11:00 a 13:30.

 

  • Albaola: en esta ocasión, es recomendable desplazarse hasta Pasajes San Pedro (Ondartxo, 1) para disfrutar de Albaola, la factoría marítima vasca. Situado en un astillero reformado, hoy en día es también un lugar en el que se reconstruyen navíos de interés histórico y de gran renombre. A través de numerosas actividades, grandes y pequeños podrán saber cómo eran las aventuras de los barcos balleneros en la época de Cristóbal Colón, así como cuáles eran sus experiencias a la hora de enfrentarse a estos gigantes marinos. Sin embargo, no todo es sentarse y mirar: también podrás disfrutar de la construcción de una réplica de uno de los barcos más conocidos a la hora de salir a la mar: San Juan (S.XVI). Además, como toque único, es posible acceder al museo desde el propio puerto, para que la experiencia sea aún más inmersiva. Horario: martes a domingo de 10:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00. Precio: gratuito para menores de 6 años en compañía de un adulto, 7 euros para adultos y 5 euros para estudiantes, mayores de 65 años, familias numerosas…

 

  • Tabakalera: tras una intensa reforma, la antigua fábrica estatal de tabaco dio paso a uno de los centros de cultura contemporáneos más ambiciosos de la región. Cuenta con una localización envidiable (Plaza de las Cigarreras, 1), desde la cual no solamente es posible acceder a diferentes puntos de la ciudad en poco tiempo. También, y más concretamente, desde la terraza del último piso, es posible disfrutar de unas vistas inigualables. Sin embargo, el edificio no se limita solamente a ser un punto de interés local. Más bien, es un núcleo en el que numerosas iniciativas artísticas – ya sean públicas o privadas – convergen. Desde actos del Festival Internacional de Cine de San Sebastián (Zinemaldia), o del Instituto Vasco Etxepare, las exposiciones son numerosas. Además, no hay que olvidarse de Ubik, la biblioteca de creación, ni de Hirikilabs, un entorno que analiza las últimas tecnologías desde diferentes ámbitos. El acceso al edificio es gratuito, así como sus exposiciones. Este fin de semana, no te puedes perder la exposición de Jumana Manna, artista que centra su arte en la escultura y que reside en Berlín en la actualidad.
  • Euskal Itsas Museoa – Museo Marítimo Vasco: este museo está situado en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, el puerto (Paseo del Puerto, 24). Además, ocupa un espacio envidiable: la antigua Casa Torre del Consulado de San Sebastián, erigida a mediados del S.XVIII y aún en pie tras el desastre del 31 de agosto de 1913.

 Día tras día, tanto turistas como donostiarras pasan por delante, ya sea de camino al trabajo o con el objetivo de disfrutar de las increíbles vistas de la zona. Sin embargo, la Parte Vieja es un entorno lleno de historia, y más particularmente, de historia marítima. El Museo Marítimo Vasco es la institución encargada de preservar todos los siglos de tradiciones vascas, y desde su apertura en el año 1991 – entonces bajo el nombre Museo Naval – ha realizado una labor encomiable, asegurándose de que la memoria del patrimonio marítimo de la región se mantenga intacta. Para ello, pone a disposición de quienes deseen visitarlo una gran variedad de exposiciones, tanto fijas como de periodicidad variable. Entre las últimas, destaca “Ozeana. 6 miradas artísticas”, situada en el Espacio Ganbara. Aquí, es posible disfrutar de una serie de esculturas de temática marítima de seis artistas distintos: Guillermo Olmo (Bizkaia, 1960), María Cueto (Avilés, 1960), Marijose Recalde (Sartaguda, 1954), Dora Salazar (Alsasua, 1963), Gotzon Hueguin (Lasarte, 1972) y Régis Pochelu (Hazparne, 1970). Cada artista presenta entre dos y tres obras de gran versatilidad, que se unen de manera armoniosa en el entorno de la exposición. El objetivo de esta es situar el mar como elemento común que desencadena diferentes maneras de ver una misma realidad. los viernes y sábados de verano, el museo está abierto de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00, mientras que los domingos el horario de apertura es de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Precio: entre 1’5 y 3 euros, salvo los jueves, que es gratuito.

Como ves, la ciudad está llena de elementos por descubrir, y acudir a los museos es la manera idónea de empezar a hacerlo, ¿no crees?

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

Nightcrawler-Dan Gilroy

Cada temporada se cuela en la cartelera alguna película que, sin mucho ruido, va calando en la audiencia gracias al boca a boca. Son películas ...
A %d blogueros les gusta esto: