Realidad por vulgaridad

0

Titulo original: Devit´s Knot – CondenadosCondenados_Devil's-Knot_Atom-Egoyan

Año: 2013

Duración: 114

País: EE.UU

Director: Atom Egoyan

Guión: Skott Derrickson, Poul Harris Boardman

Musica: Michael Danna

Fotografía: Poul Sorrossy

Reparto: Renee Whiterspoon, Colin Firth

Genero: Drama

Productora: Celar pitchers entretaiment

 

Sinopsis:

 

Un dramático suceso, el cual altera las vidas de los habitantes de un pequeño pueblo del sur de Estados Unidos. El triple asesinato, donde se tortura, se ata y se mete en el agua a tres niños del pueblo. Un hecho real sucedido en 1993, donde terminan juzgando a tres adolescentes por las matanzas.

 

Atom Egoyan, nos traslada a 1993, a un pueblo al sur de Estados Unidos en Arkansas. Donde tres inocentes niños fueron asesinados mediante un cruel y horroroso ritual. Donde   un pueblo busca a toda costa, juzgar a los culpables. Unos hechos espeluznantes, no solamente por los tres asesinatos, si no por como la búsqueda de los culpables, se convierte en una caza de brujas. Como tres adolescentes, por una vestimenta, unos gustos musicales “tash metal”  y por ser forasteros, son juzgados y condenados por estos asesinatos sin haberlos cometido. En los años 80 y 90 este estilo de música, estaba relacionada con rituales satánicos.

 

Hoy en ida, – Damien Echals, Jessie Misskelley JR y Jason Baldwin – acogidos a la doctrina Alford están en libertad, a pesar, que para el mundo y la justicia sigan siendo culpables.

¿Se puede confiar en la justicia? ¿ O seguimos siendo marionetas ? 

 

Un film donde al inicio de ella, estamos convencidos, de poder disfrutar de de una buena historia, con el toque de su director. Donde nos tiene acostumbrados a disfrutar en sus trabajos de la poesía, con la que juega con los instintos mas oscuros de la humanidad. Como en – Dulce Porvenir, Chloe, Exótica, Adoration -.

Pero era un simple espejismo, ya que a medida que la película va avanzando, cae en picado. Va convirtiendose en un vulgar y simple thriller.

¿Donde está la magia de Egoyan? ¿Donde se encuentra la esencia con la que firma sus trabajos?

 

Esta, es una película con carencias de emoción, hay hechos en el propio film donde los pasa por alto, y podrían haber sido puntos clave, como el hecho, donde la madre de uno de los niño descubre en el desván algo muy importante, que el director apenas le concede segundos en el guión. Un final precipitado y poco detallado, donde pierde la fuerza y la intensidad que requiere la historia.

 

El propio director se resguarda en el hecho de ser un relato real, donde los protagonistas son personas humanas y no héroes donde resuelven el final.

Dice no haber dramatizado, ninguna escena de la historia.

“La película esta destinada para aquellas personas objetivas, que no tienen idea de lo sucedido”

 

En la rueda de prensa una de las preguntas que se le fueron realizadas, era relacionada según el periodista entre su película de 1997 nominada a los premios Oscar – Dulce porvenir – y – Condenados -, ya que las dos tratan de la muerte de niños.

Pero él mismo a confirmado que no tienen nada que ver. Una es ficción, es expresionista y poética, mientras que Condenados es naturalista.

Fotografía: Yurena Sanchez Paniagua

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: