Despedida con clase

0

Impactante es el término que mejor ayuda a definir lo último de Tanttaka.

Muy recomendable.

Obra: Mi suicidio.

Autor: Henri Roorda.

Intérprete: Mario Gas.
Dirección: Fernando Bernués.
Ayudante dirección: Damiá Barbany.
Escenografía: Fernando Bernués y Mario Gas.
Iluminación: Xabier Lozano.
Vestuario: Antoni Belart.
Producción: Tanttaka Teatroa.
Fecha y lugar: Teatro Principal, 27-12-02.
Estreno absoluto.

Un maduro profesor en la clase en donde ha desarrollado su labor durante toda su existencia desgrana en un discurso reflexivo los motivos por los que ha decidido disponer de su vida.

No es el típico suicida pasional o desesperado sino uno racional que en su exposición se centra más en criticar la sociedad y la época que le ha tocado vivir.

Y este profesor no es otro que el autor de este monólogo, Henri Rooda el cual se suicido al día siguiente de terminar este texto; texto sin concesiones ni florituras y directo que hace buena la máxima de Rosseau de que si es lícito morir por la patria y Dios no lo es menos por uno mismo.

Mario Gas encarna a la perfección a este dandy del abismo; seguro, sobrio y creíble inunda el escenario con su presencia.

El efecto de lluvia de la escenografía ayuda a crear un ambiente melancólico, una atmósfera crepuscular perfecta para un adiós.

El público en su mayoría no está por los monólogos y menos por los que nos hacen oír lo que no queremos es por ello por lo que me veo en la obligación de felicitar a Tanttaka por haber realizado esta apuesta arriesgada que se ha saldado con un montaje elegante y exquisito.

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

Retrospectiva: Estern promises

Directores de Hungría, Rumanía, Polonia… se han reunido hoy, día 23 de Septiembre, en un coloquio organizado por el Festival de cine de San Sebastián ...
A %d blogueros les gusta esto: