Gracias y hasta el año que viene

0

Hoy finaliza la edición de un año muy especial del SSIFF. A pesar de las circunstancias, ya podemos decir que no será recordado por cuestiones extra cinematográficas. Será recordado como el año de Viggo Mortensen, o de Woody Allen, o quien sabe si de Thomas Vinterberg (en unas horas saldremos de dudas). Será recordado como el año del cine sin colas y sin necesidad de llegar con antelación para asegurarte un buen sitio. Como el año de las joyas escondidas (películas con el sello Cannes en Nuevos Directores o premiadas en Berlin o Sundance en Horizontes Latinos). El año de la consolidación de Zabaltegi como un espacio de referencia para las propuestas más libres y creativas que además premia al espectador osado incluyendo en cada sesión un cortometraje casi siempre interesante. El año de los documentales musicales, de Patria y Luca Guadagnino.

No importa quien se lleve los premios esta noche, ni si las decisiones dejaran contentos a público y crítica. A la espera de lo que ocurra, podemos afirmar que ha sido una gran edición. La 68. Y nos hemos sentido seguros. Enhorabuena a los responsables por la gran gestión en tiempos tan complicados y gracias por habernos permitido disfrutar de una año más del mejor cine. 

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

Premios Goya de la 34 Edición

El cine español celebró anoche su fiesta anual en el Palacio de Deportes José María Martín Carpena de Málaga, en el transcurso de una gala ...
A %d blogueros les gusta esto: