Los Niños Vascos salen a escena

0

El documental ‘To say goodbye’, dirigido por el británico Matt Richards, competirá en el Festival de Cine de San Sebastián (sección Zinemira)

Fotograma del documental ‘To Say Goodbye’.

En 1937, en plena Guerra Civil y tras el bombardeo de Gernika, 4.000 niños vascos se embarcaron en el buque Habana rumbo a Reino Unido. El Gobierno vasco solicitó asilo temporal para los menores que partieron un 21 de mayo de 1937 y Gran Bretaña lo aceptó a regañadientes, alegando que podría violar el pacto de no-intervención. A cambio, exigió 10 chelines por semana para el cuidado y educación de cada niño.

El 23 de mayo el Habana arribó en Southampton y 75 años después, unos 250 de aquellos niños volvieron a Euskadi. Ahora, el documental de animación, To say goodbye (Decir adiós), dirigido por el cineasta británico Matt Richards, cuenta esta historia olvidada.

El estreno de la cinta cobra un importante simbolismo al producirse en el marco del 60 Festival de Cine de Donostia (sección Zinemira) como si de alguna manera fuera el regreso a casa de los Niños Vascos, como se les conoció.

Documental de animación

El realizador británico tuvo interminables horas de entrevistas realizadas para dar vida al guión, “casi todos los supervivientes recordaban algunos momentos críticos de su viaje, desde el adiós a sus padres, a los mareos en la travesía, el avistamiento del Ejército de Salvación en el muelle de Southampton o las noticias de la caída de Bilbao, ya en los campamentos”; pero dado el escaso material gráfico con que disponían para cubrir los más de 75 minutos de entrevistas opto por la animación.

Richards espera que “el documental sea visto por el mayor número de personas posible y se dejen llevar por las increíbles historias de los niños que perdieron a sus familias, sus identidades y que no tenían nada ni a nadie por lo que volver”. Desde su punto de vista, “es vital que su historia se mantenga viva y, con esta película, deseamos haberlo logrado de alguna manera”. Tras el Festival, “esperamos que la película sea distribuida en todo el mundo para que muchas más personas conozcan esta historia y entonces, supongo, volveremos a la carga para tratar de recaudar fondos para nuestra próxima película”.

Tal y como dice una frase del cartel de la cinta: “Algunas historias necesitan ser contadas, algunas voces necesitan ser escuchadas”. Una buena ocasión por tanto para conocer y recuperar la realidad vivida por esos miles de vascos que bien merecen nuestra atención.

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: