PHOENIX

0

phoenix-posterEl título de la película es más que casual, reveló el director alemán, Christian Petzold (director de la tan aplaudida película “Bárbara”), aunque podemos buscarle el sentido y la simbología del nombre de acuerdo a la trama. La historia habla de una transformación, tanto interior como exterior, de una mujer que nació y sufrió en los campos de concentración nazis; ya en la postguerra –un periodo que ha marcado un antes y un después, cuyas consecuencias no se pueden encontrar en ningún otro momento histórico-, Nina (Nelly Lenz) mantiene en el recuerdo aquel pasado y un rostro desfigurado es lo que le queda como muestra de ello. El personaje vivirá una transformación facial pero, lo más importante, personal (“a través de la voz –la música-, la mujer recuperará su alma”).

La historia está basada en una novela epistolar, pero de la que el director sólo recoge lo fundamental: “la reconstrucción facial a través de una cirugía y la llegada al consuelo desde la debilidad”. La trama ya va siendo conducida por los diversos elementos que el director alemán introduce, como por ejemplo una canción que contiene el tema del Pigmalión, e incluso la escena de la reconstrucción facial en el laboratorio nos puede recordar a la historia de Frankenstein (“la idea del hombre como artesano que construye una mujer a su medida”).

descarga

El director ha querido subrayar el drama que supone que una persona, en este caso el marido de la protagonista, no pueda reconocer una realidad aunque esta está desfigurada (su mujer Nina); lo explica así: “las personas que se sienten culpables no reconocen la realidad al vivir en una realidad que se han construido para justificarse”. En ese sentido, encontramos una reivindicación de la identidad, del ser, en el personaje de Nina. “La reconstrucción del yo es un reto moral, una búsqueda del equilibrio de la persona, que va en paralelo con la reconstrucción que estaba viviendo el país. (…) Es un proceso de creación de uno mismo, que enlaza el pasado con el presente”.

Christian Petzold ha querido contar una historia sobre el perdón y restauración de la propia persona; de nuevo, el cine alemán busca reivindicar la salvación de unos recuerdos de un país ahogado en la culpa y que se ve con la necesidad de expiarse.

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

Premio Blogos de Oro a CRUDO

Un jurado compuesto por cinco miembros del jurado de los Blogos de Oro ha participado en la elección del primer Premio de la Crítica de ...
A %d blogueros les gusta esto: