Un veterano muy curioso

1

ian rueda prensa

Ian Mckellen, actor de teatro, cine y televisión; un grande internacionalmente, recogía hoy su Premio Donostia.

En la rueda de prensa que ofrecía en el Kursaal por la tarde nos desvelaba el recorrido de su carrera y como toda historia, por el principio.

Sir Ian Mckellen quería ser periodista cuando era joven; después cambió a Chef de cocina pero le intrigaban los siete cines y tres teatros de su pueblo. ¿Cómo lo hacían? ¿Cómo se hacían las películas? Desgraciadamente la única cámara que vio de cerca fue la de su tío cuando fue niño. En la escuela se enteró de que había un grupo de teatro donde acudían personas bastante bizarras y decidió apuntarse, ya que el se sentía diferente también. Cuando llegó a la Universidad quiso seguir actuando y encontró otro grupo de teatro; interpretaban todo tipo de obras, pero el es considerado el actor de Sheakspeare. Una buena crítica a su trabajo, además de ser gratificante impulsó a que Ian Mckellen continuase con su carrera como actor.

Según él “el placer del cine y el teatro se encuentra en contar historias, esto hace que descubramos otro aspecto de nosotros mismos a través de la historia”. El cine, el teatro y la televisión, son medios de difusión pero los tres son distintos; el cine exige una concentración diferente a la de ver una película en DVD en tu casa ya que la distracción es mayor. El cine concentra a un grupo de gente con unos mismos fines durante ese periodo de tiempo; “es como una creación de grupos sociales”. El teatro y el cine se diferencian en la instantaneidad que ofrece el teatro ya que el público esta presente y hay una interrelación entre público y obra, mientras que el proceso del cine es completamente distinto.

El dramaturgo o escritor es la clave del teatro y los actores quedan delegados a un segundo plano, a diferencia  del cine donde el actor pasa a un primer plano.

Cuando le preguntan sobre el método que utiliza para prepararse los papeles Ian Mckellen deja los títulos a un lado y cuenta que su proceso de interpretación es “misterioso y personal, todo empieza con las palabras y los diálogos, cómo están reunidas estas, voy descubriendo el personaje dentro de mi mismo”. Cuando esta trabajando en un personaje y consigue fugaces gestos que el director le dice que ha dado con el personaje que le pide, repite los procesos y se involucra en un duro trabajo.

Los diferentes papeles que ha interpretado durante su extensa trayectoria, le aportan mejoras en su trabajo y no siente que su carrera haya finalizado aún. El personaje de Gandalf, valiente y mago; no tiene ningún problema con estar vinculado a este tipo de personajes. Para que Ian Mckellen se decante más o menos en un personaje depende de lo nuevo que le aporte dicho papel, el tiene que detectar algo diferente, tiene que tenerle un poco de miedo para arriesgarse con el trabajo.

Hablando de actores, para el Premio Donostia 2009 hay dos tipos de actores; el que confía en sí mismo e interpreta una parte suya, actores de la talla de Cary Grant, Humphrey Bogart… Y los que son más tímidos que se ocultan y esconden, donde él se incluye a si mismo.

Entre los papeles que no ha interpretado aún le gustaría hacer un papel de mujer, Cleopatra por ejemplo, pero no en un sentido cómico; “a mi edad más bien de abuela de Cleopatra” añade entre risas.

La razón por la que a los actores a menudo se les ve con placer es porque interpretar está en el alma humana; “somos interpretes de nuestras propias vidas, nos encanta disfrazarnos; cambiamos e interpretamos diferentes papeles en distintas situaciones de nuestra vida” cómicamente añadía que “los perros son perros, a la tarde mañana y noche, esa es nuestra diferencia con el resto de animales”.

A priori su condición sexual le hacía pensar que era el único; “nadie decía nada y la industria del cine lo desaprobaba, pero hoy en día las cosas han cambiado” aunque según Sir Ian Mckellen queden todavía evoluciones pendientes, es un reconocido activista de los derechos de los homosexuales y opina que “todo el mundo debería ponerse en pie y ser honestos con su condición sexual”.

Al preguntar por la camiseta que llevaba puesta hoy (la de San Sebastian, capital cultural 2016), le han preguntado si apoyaba la causa y entre risas ha dicho que “es lo que estaba en la bolsa, no sabía que era para eso;  me la han dado a la llegada y  pensaba que tenía que ponérmela”.

Ian Mckellen, se despedía con esta reflexión: “Aún me queda mucho por aprender, soy ignorante de muchas cosas”. Sencillamente adorable.

Sobre el autor

1 comment

  1. Carlos Minondo
    Carlos 25 septiembre, 2009 0000009 30 23: 09

    Me enacanta el sentido del humor de este hombre,la rueda de prensa fué divertidísima, sobre todo lo de la camiseta; auqnue afirmó que sí, que apoya la candidatura de Donosti a ciudad Europea de la cultua 2016,que otra cosa podía decir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: