El contenido bajo demanda, tendencia en el consumo audiovisual de este 2018

0

The Coktail Anaysis Web es un informe anual expedido por la empresa de telefonía Movistar que analiza el impacto de la tecnología en el cambio de patrones del consumo audiovisual. Ayer martes 4 de diciembre fueron presentados los resultados relativos a este 2018 que muestran nuevas tendencias audiovisuales y patrones de consumo que no dejan de evolucionar.

La muerte del consumo clásico de televisión, entendido dentro del diccionario urbano Couch Potato o espectador inactivo hacia el contenido audiovisual, es una realidad que se acerca a pasos agigantados. La los canales programación lineal sin conexión alguna con internet pierden audiencia día a día, el espectador ha perdido el interés por ver contenidos programados bajo una parrilla televisiva. Un suceso que  que hace tan solo hace tras años se podría prever, pero sin la consciencia real de cuanto podría afectar al patrón de consumo audiovisual, algo que se ha convertido en un factor más que cambiante gracias a las novedades que las plataformas de consumo bajo demanda introducen día a día en el mercado.

Dentro de los datos más llamativos de este The Coktail Anaysis  Televidente 2018 esta el crecimiento porcentual de la suscripción a algún servicio de programación audiovisual bajo demanda  ha pasado del 51% en 2017 al 62% en 2018. El dato que ejemplifica la muerte de una tendencia de consumo hasta este mismo 2018 es que el consumo pirata de contenido audiovisual baja, los servicios y la comodidad que ofrecen los servicios de programación bajo demanda de pago satisfacen más que el consumo gratuito, aparece como fórmula el pago compartido en plataformas de vídeo streaming OTT, donde destacan los servicios ofrecidos por cadenas como Netflix o HBO.

Gran parte de la audiencia que se traslada de la programación lineal a la programación bajo demanda, lo hace tras adquirir una Smart TV haciendo que a cierre de 2018 el número de internautas con Smart TV es superior a los que no lo tienen todavía. Los servicios y las técnicas de venta de estas empresas de entretenimiento también juegan un gran papel dentro de el aumento del consumo de contenido a través de internet. Destaca éxito de pruebas gratuitas que ofrecen estas plataformas a la hora de probar sus servicios que acaban atrapando al cliente con la calidad de los contenidos y servicios.

Dentro del consumo audiovisual a nivel familiar, las familias actualmente comparten espacio común de entretenimiento pero no contenidos, se fragmenta la atención de cada usuario además de el tiempo de visionado que dedica a ello. Empresas de entretenimiento como Netflix comienzan a ofrecer perfiles de acceso personalizados para cada usuario llegando a crear una interfaz especifica para los pequeños de la casa.

La TDT sigue teniendo su público en prime time aunque año tras año se va reduciendo y se estima que para 2020 solo una de cada 10 personas seguirá consumiendo exclusivamente contenido audiovisual de programación en línea. Este estudio también refleja que actualmente el consumo clásico de televisión se realiza con atención parcial, es decir, que muchas veces queda de fondo concurriendo con otras actividades. Este 2018 los canales de Atresmedia son los que destacan en cantidad de espectadores habituales.

Uno de los propulsores de este nuevo modelo de consumo audiovisual en línea, YouTube,  se consolida como plataforma de consumo de vídeo en línea desde aparatos móviles tales como; smart phones, tabletas o dispositivos digitales. A partir de este año, 2018, YouTube ofrece de forma revolucionada programación de video bajo demanda de pago convirtiéndose en una plataforma audiovisual en sí misma. Ofrece descargar contenido fuera de línea por primera vez en su historia fuera de una conexión en línea. Dentro de YouTube los videos más visionados revelan la preferencia de los usuarios por videos musicales.

Fuente Mediatelecom

A nivel de España, Movistar a través de sus distribuidoras audiovisuales, domina el mercado de la televisión de pago a través de codificador . Busca el enriquecimiento de la experiencia adaptándose a la demanda y a las tendencias actuales dentro del consumo de programación de pago bajo demanda. Comienza a aplicar patrones de consumo individualizado propulsados por Netflix, a producir contenido de más calidad adaptado a este nuevo estilo de consumo y ofrece cada vez más facilidades para acceder al contenido a través de cualquier dispositivo digital. Pero todavía no es de acceso internacional, pues fuera de la frontera española el servicio deja de funcionar.

Tanto el contenido audiovisual como la publicidad se adaptan cada vez más a este nuevo modo de consumo. Los programas y series se diseñan para que duren lo mismo de media para poder ser distribuidos de forma internacional. El formato de series Españolas de capítulos de más de una hora se baja a no más de cuarenta minutos. Los programas televisivos pasan a durar no más de 20 minutos. El contenido pierde profundidad y gana ligereza y calidad.

El formato publicitario también cambia por completo, al adaptarse a estas plataformas de una forma más interactiva y personalizada para el usuario a raves de el analisis de su temática de consumo.

Se estima que hasta el año 2020 el patrón de los consumidores de esta nuevos servicios de programación bajo demanda continuarán en constante evolución hasta convertirse en un método de entretenimiento establecido dentro de nuestra sociedad. El usuario ha dejado de ser un ente pasivo dentro de el consumo de contenido audiovisual para pasar a formar parte activa de la creación de contenido audiovisual y de el diseño de la parrilla de programación individualizada. 

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja un comentario

El lugar de las fresas en Kresala Zk

Mañana lunes, 17 de octubre, como viene siendo habitual en las últimas temporadas de Kresala, el cineclub ofrecerá una película en colaboración con la ONG ...
A %d blogueros les gusta esto: